domingo, 16 de abril de 2017

13 Reasons Why | SUPERRECOMENDACIÓN

Excepto en caso de que hayáis estado viviendo bajo una piedra las últimas dos semanas,
probablemente habréis oído hablar de “13 reasons why” (o “Por 13 razones”). Yo no suelo seguir este tipo de series (ni en general, las series que pegan un boom, siempre voy con retraso en estas cosas). Pero como estaba de vacaciones y no tenía otra cosa que hacer, pues decidí empezarla…

WOW
Dejando a un lado el contenido de la serie y todo lo que ello conlleva, quiero empezar diciendo que me gusta mucho el objetivo de la serie. Es implícito, directo y se expone abiertamente; y es abrir una discusión. Abrir el debate y animar a la gente a involucrarse. Es un grito, una llamada de atención a ver las cosas desde el interior y una petición a la gente para que reflexione.
Quiero escribir otro post, dentro de unos días con spoilers, y relatando mi opinión del final. Así que aquí solo voy a resaltar las cosas que más me han gustado en línea general.
AVISO: he llorado tanto que creo hay un nuevo río al lado de mi casa.
La serie empieza bajo la premisa de que una chica, Hannah Baker, se ha suicidado. Públicamente no ha dicho por qué, ni ha dejado una nota. Pero, ha dejado unas cintas (13 caras grabadas) en las que explica las 13 razones por las que decidió quitarse la vida. Además, cada cinta está dirigida a una persona que es en cierto modo responsable de su muerte. Estas cintas van circulando por orden de aparición entre esas personas. Cuando empieza la serie, le acaban de llegar a Clay Jensen (nuestro protagonista).
Nos encontramos un chico  que está totálmente perdido. Él había sido muy amigo de Hannah y su muerte lo ha dejado destrozado. Él nunca le hizo nada malo a Hannah y no sabe por qué está en las cintas. La echa tanto de menos que le resulta insoportable escuchar su voz, por lo que escuchará las cintas muy lentamente.


A lo largo de toda la serie veremos como sale de su estado de desconcierto (la vdd es que al principio el chaval está muy empanado, pero oye, que yo le quiero) y va descubriendo cómo las personas de su alrededor le han hecho daño a Hannah y él intenta "vengarla", por decirlo de alguna manera.
Esta serie trata tantas tantas cosas importantes. No es solo una chica tonta que se ha suicidado porque estaba amargada. Es muchísimo más. Trata sobre todo lo que ocurre día a día en los institutos de todo el mundo: el bullying, los rumores, las fotos comprometidas… A todo esto, además se le añaden otras cosas mucho más serias que no voy a enumerar para no hacer spoiler.
Las primeras razones (los primeros capítulos) pueden parecer poco serias, o por lo menos cosas sin la importancia necesaria para ser la causa de un suicidio. Pero luego, a medida que la serie va avanzando. Todas esas pequeñas razones se van sumando creando un clima tan hostil que desencadenando otras cosas mucho más serias.
Uno de los principales mensajes de la serie es cómo las pequeñas cosas sin importancia, como comentarios en el pasillo, pueden destrozar a una persona que lo está pasando mal. No es algo en lo que pensemos normalmente, pero todos esos rumores que nos parecen graciosos, todas esas bromas y juegos de palabras, todas esas calificaciones que hacemos de la gente, pueden resultar muy dañinas.

Tiene un ritmo taaan intenso que te engancha de una manera… Yo vi toda la serie en 3 días y si no fuera porque tenía que comer y dormir, me la habría visto en uno solo. No puedes parar hasta saberlo todo.

La serie está llena de personajes impresionantes. Empezando por los destrozados padres de Hannah que transmiten un dolor tan tan tan intenso que duele de sobremanera escucharles. Luego hay algunos que te enamoran completamente, como Clay de puro bueno y dulce que es, y Alex, que es de los pocos que realmente se culpa por lo que pasó.
E incluso algunos de los que acabas odiando tienen más detrás de lo que aparentan a primera vista, como Justin...
Está llena de metáforas y de guiños, por lo que es importante prestar mucha MUCHA atención. En el siguiente post hablaré de algunos de ellos.
Nos presenta algunas situaciones muy interesantes, sobre cómo la culpa saca lo mejor de algunas personas y lo peor de otras. Y resalta mucho la pésima orientación que hay en los institutos y la poca importancia que se le da a los problemas de los adolescentes.
Logran que dejemos de ver a Hannah como una simple victima para mostrarnos una persona real, con sentimientos. Y ahí es donde yo creo que está el mayor mérito.

También, y esto creo que es muy interesante, se trata el dónde está el límite del Bro-code (o el “código de los colegas”), es decir hasta donde llegas por proteger a un amigo. Creo que está muy bien que se incluyan estas cosas que van a hacer reflexionar a todo el mundo sobre sus propias relaciones.
En definitiva, creo que debería incluirse como visión obligatoria en todos los institutos. Porque te da una perspectiva de las cosas muy diferente. Por una vez estoy de acuerdo con todo el hype que ha generado Netflix.
Después de toda esta chapa solo me queda decir: SUPERHIPERMEGARECOMENDADÍSIMA.

2 comentarios:

  1. Hola! Pues sí que te ha gustado! Con esta reseña haces que queramos verla YA. Mucha gente la está recomendando y viendo los temas que trata la apuntamos para verla en cuanto podamos.
    Esperamos que nos guste tanto como a ti.
    Nos quedamos por tu blog como nuevas seguidoras :)
    Marta y Laura

    ResponderEliminar
  2. Qué bien te expresas, haces que quiera volver a ver la serie de nuevo.

    ResponderEliminar