jueves, 27 de octubre de 2016

Cuestiones literarias #3: ¿Sagas o libros autoconclusivos?

Y después de otra eternidad vuelvo a traer un cuestiones literarias...


¿Sagas o libros autoconclusivos?
SAGAS: Las sagas son aquellos grupos de libros (trilogías, tetralogías, etc), que cuentan una misma historia que se extiende a lo largo de varios volúmenes.
LIBRO AUTOCONCLUSIVO: Es aquel cuya historia empieza y termina en un único volumen.

A todos nos gusta una buena saga, eso no podemos negarlo, y algunas son tan buenas que incluso crean un mundo propio: Harry Potter, Los Juegos del hambre... Todos sufrimos cuando se demora la espera para la siguiente entrega y disfrutamos imaginándonos cómo va a seguir la historia.
Sin embargo, a mí, de vez en cuando me apetece solo un libro. Una historia que comenzar y acabar. 
Eso no quiere decir que tenga que ser simple, ni breve, solamente quiero recibirla al completo. ¿No os ha pasado nunca que os enteráis que han escrito la segunda parte de aquel libro del que tanto os gustó el final en su día? ¿No os habéis sentido un poco decepcionados? El final ya era perfecto tal y como había quedado, esto no era necesario (piensas tú entonces mientras sufres una guerra interna sobre si leerlo o no). Luego puede que, cuando tu lado ansioso gane, y lo acabes leyendo, te guste. Pero sigue sin ser una continuación obligatoria. A mi me pasó esto con "Si decido quedarme" y "Lo que fue de ella" : aunque las segunda parte es buena no aporta nada más a la historia. 
A veces también pasa que cuando estás acabando un libro y te quedan solo 50 páginas te das cuenta de que tiene que tener segunda parte porque no da tiempo a que se resuelva la historia en lo poco que queda. Este momento en el que no sabías que era una saga y llegas al final es como: ¡¡¡¡NOOOOOOOO!!!! 
Entonces tu lado racional se pone en funcionamiento y miras el año de edición para ver si ha dado tiempo a que saquen la segunda parte. Si hace más de un año de aquello, entonces tú, como buen lector y pésimo ahorrador que eres coges ese dinero que estabas reservando para alguna causa mayor y te vas a la librería más cercana. En el caso de que haga dos meses que haya salido el libro entonces te haces una bolita en el sofá, lloras, y después como premio de consolación coges de todas maneras ese dinero y te vas a comprar otro libro como premio...
A mi muchas veces esto me resulta decepcionante, otras no, otras me alegro de que la historia se alargue, pero igualmente me gustaría encontrar más buenos libros únicos.
Esa es otra en la literatura juvenil cada vez es más difícil encontrar libros sin secuelas. Yo entiendo que cuantos más libros se vendan, más dinero se gana, más enganchas a lector, eso además es lo que se lleva ahora... Pero a veces esto cansa.
No estoy diciendo con todo esto que no me gusten las sagas, ni mucho menos. Es más, muchos de mis libros favoritos son partes de sagas o las sagas enteras, y siempre estoy ansiosa por leer segundas, terceras, hasta cuartas partes y por empezar sagas nuevas. Es solo que aprecio un buen libro autoconclusivo, que ya puede tener un fina cerrado o abierto, pero ahí está precisamente parte de la gracia de la historia.

Como colaboradora hoy traigo a una persona mucho más concisa y escueta que yo: Elisa Rubio Gómez, ella es muy especial para este blog porque, aunque muchos no la conozcáis, está detrás de muchas de mis lecturas y aventuras literarias, además de ser mi crítica más fiel.

Elisa:
La verdad es que depende del caso:
Hay libros que con una segunda parte, aunque tengan un final abierto, se estropearían. Como por ejemplo, "El infinito eres tú".
Por otro lado, también hay algo que me gusta mucho de las sagas y es que te da tiempo a saber más sobre el lugar, los personajes y por supuesto la historia, ya que se desarrolla más.4
Así que no puedo elegir entre uno u otro. Me gustan las sagas y los libros individuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario