domingo, 11 de septiembre de 2016

Reseñas varias: Delirium (Lauren Oliver), La casa de los espíritus (Isabel Allende) y La firma de todas las cosas(Elisabeth Gilberg)

Delirium de Lauren Oliver:

Resultado de imagen de deliriumEn Delirium podemos encontrar una forma nueva y muy original de afrontar los sentimientos. Es un libro que nos presenta una sociedad distinta, llena de metáforas del sistema y tiene una protagonista como las que a mí me gustan, una persona real. Me gusta mucho ella y cómo observa y juzga el mundo.
La narración es clara y engancha, y el ritmo es intenso sin legar a ser demasiado rápido.
Pero hay cosas que cojean en la novela: no me gusta que todo en él (el prota masculino del que todos nos enamoraremos) sea perfecto, como si fuera él el único que es capaz de salvarla; también me hubiera gustado que hubiera habido otras razones (y no solo el amor) que la impulsaran a hacer las cosas que hace…
En definitiva, el libro es entretenido pero solo hay un par de puntos que me empujan a seguir leyendo, por lo que no se si seguiré con la saga. Sin embargo he disfrutado mucho de la lectura y se lo recomiendo a cualquier persona a la que le guste la literatura romántica con un poco de fondo.



La casa de los espíritus de Isabel Allende:

Resultado de imagen de la casa delos espiritusEs un libro muy curioso. Hasta cerca del final no te enteras de quien te está contando la historia. Es la historia de una familia a lo largo de cuatro generaciones que trata todos los temas cotidianos sin ningún remilgo: centrándose más en el amor al principio y en la política hacia el final.
El estilo es muy curioso: mezcla la narración en primera y en tercera persona, con anticipaciones en la trama, descripciones de la vida cotidiana deliciosas y, en general, un estilo sencillo y entrañable.
A ratos puede resultar un poco pesado al relatar una historia tan larga y también porque se introducen personajes y se mencionan cosas aparentemente irrelevantes, pero a medida que las piezas del puzle empiezan a tener sentido y a juntarse todo se hace más liviano.
Los personajes están muy bien descritos y evolucionan mucho con el tiempo.
El ritmo es muy curioso porque te anticipan algunos acontecimientos pero aun así sigue  siendo un misterio las circunstancias en las que  van a ocurrir, por esa razón no se puede decir que haya giros sorprendentes pero sin embargo el ritmo sigue siendo intenso y cautivador.
Me encanta la ternura con la que la autora trata a ciertos personajes y la impresión de que todo pasa porque tiene que pasar. El elemento místico le da un toque especial pero está incluido con tanta naturalidad que resulta totalmente cotidiano.



La firma de todas las cosas de Elisabeth Eulberg:
De este libro no hice reseña, así que solo os puedo dejar la valoración:

No hay comentarios:

Publicar un comentario