miércoles, 23 de marzo de 2016

Cuestiones literarias #1: ¿Releer o no releer?

Hola, mis queridos lectores:
Siento haber estado tan desaparecida en las últimas semanas, pero de repente me llegaron los exámenes acompañados de una faringitis, y digamos que solo podía pensar en mis apuntes y en no morir de un ataque de tos. Pero bueno, hoy vengo a inaugurar una sección nueva del blog:


En esta nueva sección discutiré y daré mi opinión sobre diversos temas. Eso sí,con ayuda de mis fieles colaboradores. Como soy una persona muy democrática, intentaré traer a otra persona para que de su opinión, e intentaré que esta sea contraria a la mía. En principio está sección la escribiré mensualmente, pero puede que eso varíe dependiendo de lo ajetreada que ande.
Para estrenar esta sección os traigo el siguiente tema de debate:

                   ¿Releer o no releer? 

Yo soy una fiel defensora de las re lecturas. Hay quien dice que en una segunda lectura no experimentas toda la emoción e incertidumbre de la primera vez, sin embargo yo no estoy de acuerdo, ya que si el libro es bueno de verdad vivirás esa emoción cada vez que lo leas, aunque puede que de otra manera, con el deleite de saber lo que ocurre a continuación.

Es cierto que hay ciertas partes de un libro que pueden resultar un poco aburridas una vez que ya sabes lo que va a ocurrir, pero sin embargo yo creo que puedes apreciarlo todo desde diferentes puntos de vista porque ya sabes como se resuelven las diferentes situaciones, puedes fijarte en otras cosas en las que no reparas con la emoción de la primera vez.

A mi me ocurre que a veces me acordaré de cierta parte de un libro e iré a la estantería a cogerlo para releer ese capítulo: ese momento en el que muere el enemigo del prota, o cuando la chica consigue al chico, o ese momento en el que el policía enfadado perdona a su compañero por no haber evitado que le disparasen... Puede que sea la única persona que haga estas cosas, pero sin embargo el placer de revivir las partes emocionantes de una novela es una de las cosas que más me gustan de la literatura.

De que sirve tener todos los libros de cierta saga en la estantería si no vas a volver a leerlos nunca. No se, me parece un poco tontería tenerlos ahí acumulando polvo...

Por último está el gusto de aprender cosas nuevas de un libro cada vez que lo lees, ya que dependiendo de la situación y el momento en el que nos encontremos, y de nuestra propia evolución como personas, sacaremos unas conclusiones u otras. Esto a mime pasa con el libro "Mujercitas" de Louise May Alcott (ya haré una entrada hablándoos de él), es uno de mis libros favoritos de toda la vida. Lo leí por primera vez cuando era bastante pequeña y cada vez que lo he vuelto a leer dese entonces he encontrado diferentes significados y conclusiones.

En resumen, en mi opinión releer algunos libros (que no todos), ya sea el final, cierto capitulo o el libro entero, es fundamental para exprimirles todo el jugo y no os voy a mentir , para no tener que despedirme del todo de esos personajes que tanto me gustaron en su día.

Hoy os traigo, además de la mía, la opinión de Tania Quiroga,  muy buena amiga mía y fiel seguidora del blog:

Muchas personas consideran que releer libros tiene aspectos muy positivos. Es, por supuesto, algo muy subjetivo y yo sólo vengo expresar mi punto de vista.

Algunas personas piensan y ,estoy de acuerdo con ellas,  que con una segunda lectura te das cuenta de detalles que quizá no hubieras visto en la primera. No obstante, estos detalles,al igual que pueden hacer el libro más perfecto, pueden también arruinarlo.

Lo cierto es, que solamente he releído libros en dos ocasiones. Ambos libros me encantaban. Sin embargo,  estas dos lecturas hicieron que las historias se me hicieran  pesadas  perdiendo así, los libros, todo su encanto. ¿ Por qué más pesada? Porque ya sabía lo que ocurriría en el siguiente capítulo, sabía todas sus tramas, el final...Es como cuando te cuentan un chiste que te hace gracia. Si te lo vuelven a contar, ya no te hace tanta como la primera vez. Cuando termino un libro, si verdaderamente me ha gustado, me deja algún tipo de sensación, como supongo que a todos os ocurrirá.  Libros que te dejan huella. Un ejemplo podría ser "Heima es hogar en islandés" ( si no lo habéis leído, hacedlo). Este libro me dejó una sensación de nostalgia,  algo mágico. Cada libro tiene su magia. Al releer un libro, sabiendo ya lo que va a ocurrir, esa magia puede perderse. No me gustaría que un libro especial se convirtiera más bien en un libro que me causara indiferencia. Prefiero quedarme con esa primera  sensación más que volver a releer la historia y darme cuenta de otras cosas. Puede que sea una cobarde al no querer enfrentarme a esos detalles de los que hablaba al principio pero prefiero no correr riesgos y recordar esa historia con cariño.

Por supuesto, yo tampoco quiero que mis libros se llenen de polvo en mis estanterías y aunque releer no sea mi pasión, volvería a leer un libro pasados algunos años de la primera lectura. Porque es cierto lo que algunas personas dicen, que dependiendo de la madurez, un libro se puede disfrutar más o menos. Por lo tanto, un libro que mereciera la pena leer con cierto nivel de madurez, cuando yo sintiera que realmente hubiera crecido, volvería a caer en mis manos, mientras tanto, es poco probable.

En resumen, si he de elegir, prefiero quedarme con un buen recuerdo de un libro a perder la ilusión por él.

Hasta aquí llega la primera entrada de esta nueva sección. Espero que os haya gustado a todos. ¿Releer o no releer? ¿Qué opináis? Dejádmelo en los comentarios, y si tenéis alguna sugerencia de temas para próximas entregas de esta sección o queréis participar no dudéis en decírmelo también por ahí.
:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario