domingo, 30 de agosto de 2015

El rastro brillante del caracol - Gemma Lienas

Resultado de imagen de el rastro brillante del caracol
"Enternecedora, intrigante y desordenadamente caótica"
TITULO: El rastro brillante del caracol
AUTOR: Gemma Lienas
Nº PÁGINAS: 346
EDITORIAL: Destino
AÑO: 2014
SinopsisUn inquietante thriller sobre el ciberbullying. Sam tiene 16 años y síndrome de Asperger, una forma ligera de autismo. Es un crac de los ordenadores, pero tiene pocos amigos y le cuesta interactuar con los demás en la vida cotidiana. Un día conoce a Martina y su mundo cambia. Le gusta mucho pero no sabe cómo acercarse a ella, y al poco tiempo descubre que un acosador la está poniendo en un grave peligro. Sam tendrá que esforzarse mucho para superar sus limitaciones si quiere ayudarla y desenmascarar al culpable.
Bueno, pues aquí os traigo la reseña del primer libro de esta autora que ha llegado a mis manos. No la conocía pero me han gustado tanto su estilo como su forma de acercarse al mundo cibernético.
La lectura es muy sencilla y amena, pero sin ser simplona. Narra tres acciones simultaneas que ocurren desde distintos puntos de vista al mismo tiempo. Me explico: la historia está contada en primera persona por nuestro protagonista, Sam; aunque también hay otras dos lineas argumentales contadas en tercera persona por un narrador externo, cada una cuenta los hechos que le ocurren a cada personaje: Martina y el acosador. En resumen, se alternan la vida de Sam con la de Martina y con la aparición esporádica del acosador. Estos tres personajes interactúan entre ellos todo el rato. Así contado parece un poco confuso, pero no lo es en absoluto gracias a la habilidad con la que la autora dirige la trama.
Hablemos de nuestro protagonista. Sam es un chico de 16 años con el síndrome Asperger, sin embargo lleva una vida completamente normal. Al margen de sus manías y rutinas podría decirse que simplemente es tímido y raro. A ello contribuye que es un geek (un friki de los ordenadores) y que no tiene muchos amigos (en el mundo 3D al menos). Estudia primero de bachillerato y tiene unos hombros enormes de practicar kayak. Es muy inteligente, pero tiene un problema con la filosofía, que no le encuentra ningún sentido. Para el las metáforas son una maraña imposible de desenredar, y no le ayuda mucho caerle mal al profesor. Para él la forma de relacionarse de los neurotípicos (la gente normal) es un completo misterio al que se enfrenta gracias a Iris, su hermana y el lazo entre su mundo y el del resto de la gente. Iris es su traductora personal de las emociones que él no sabe reconocer. 
Una de las cosas que más me han gustado sobre este libro, es la manera en la que se trama es tema Asperger: no como si fuera una enfermedad, sino como si fuera una diferencia como otra cualquiera. La autora consigue reflejar la mente de Sam de una manera muy interesante, de manera que es como un niño pequeño al que le da miedo la arena pero tiene que cruzarla para llegar hasta la orilla; eso mismo pasa con Sam, que tiene que enfrentarse a la desconocida y aterradora tarea de aprender a relacionarse para llegar hasta Martina.
Ahora pasemos a la verdadera acción de la novela, el acoso cibernético. Me ha parecido todo un punto que se trate este tema, no solo desde el punto de vista del acosado, sino también del acosador. La autora refleja bastante bien el cómo  todos podemos ser víctimas de este tipo de cosas, cómo parece que nunca nos va a pasar a nosotros hasta que ocurre.
En resumen, que me parece que ese tema esta muy bien llevado, añadiendo por supuesto todo el misterio que mantiene de principio a fin para averiguar quién es él y la acción  que conlleva la peligrosa tarea de desenmarcararlo.
Me ha parecido un buen libro, muy entretenido y con unos personajes bastante bien desarrollados. Le pongo un 7 sobre 10.

No hay comentarios:

Publicar un comentario